Hoy en día, la cantidad y diversidad de plataformas existentes en internet permite que el contenido que se genera no se quede en un solo lugar, sino que se diversifique y se extienda por los diferentes canales y/o medios digitales. A esto precisamente hace referencia el término ‘transmedia’, el cual junto al de ‘storytelling’ forman un concepto clave para el hecho de contar historias en la actualidad a través de la web. El objetivo principal de este Transmedia stroytelling, es lograr enganchar a la comunidad utilizando diversos formatos en varios canales a la vez, los cuales se encargarán de alguna parte de la historia y se complementarán unos a otros para que el mensaje quede claro y completo.

Sin embargo, este proceso de storytelling no se da únicamente en una sola vía. La participación y co-creación por parte de los usuarios es fundamental para que este relato transmediático sea un éxito. Mientras más personas interactúen con el contenido y/o creen el suyo propio para la dinámica, muchas más personas se enterarán de lo que está sucediendo y se engancharán. Además de esto, el hecho de que los consumidores se estén convirtiendo en prosumidores, hace que la historia sea apropiada por parte de ellos y logren llegar a transformarla y enriquecerla. 

Las redes sociales juegan un papel muy importante en este punto. Debido a que éstas son las plataformas principales donde la historia se llegará a desarrollar, la misma naturaleza de ellas permitirá la viralización de los sucesos y hará que la historia se complemente con diferentes formatos de contenido como videos en Youtube, gifs en Tumblr, fotos en Instagram, pequeñas frases en Twitter, perfiles de los personajes de la historia en Facebook, etc. Conseguir hacer una narrativa transmedia no es solo pensar en las plataformas, sino también en los formatos indicados para contar el cuento.

Las ventajas que la narrativa transmedia le da a las empresas y marcas que quieren utilizarla son muy importantes en una época donde los usuarios están expuestos a contenido 24/7 y que son cada vez más exigentes frente a la calidad del mismo. El poder contar una sola historia de su producto o servicio fraccionada en varios canales digitales, le permite experimentar y ofrecer diferentes contenidos que los usuarios apreciarán más que un solo contenido replicado en las diferentes plataformas. Sus audiencias aprenderán a consumir diversos formatos y a interactuar con ellos, a generar expectativa sobre lo que hará la marca y a finalmente a engancharse con ella que es el propósito final de la presencia en internet.

Leave a Reply